Invertir en Andorra
Por residir hay que tener el 21% de una sociedad en el Principado, cotizar como autónomo en la CASS y una fianza de 15.000 euros

Invertir en Andorra

Por residir hay que tener el 21% de una sociedad en el Principado, cotizar como autónomo en la CASS y una fianza de 15.000 euros

La pandemia ha comportado que Andorra se haya convertido en objeto de deseo como lugar de residencia para empresarios españoles, según informaron fuentes de gestorías que tramitan los permisos. Especialmente la tendencia es especialmente aguda en los pequeños empresarios que han encontrado en el Principado un lugar ideal para establecerse. El coronavirus ha hecho que salir de las zonas superpobladas de las ciudades sea una prioridad y que el Pirineo sea una opción muy deseable. Este mismo fenómeno se está produciendo en la Cerdanya, según las gestorías consultadas, pero en Andorra tiene una implicación mayor porque conlleva un cambio de residencia.

Para solicitar la residencia por cuenta propia en Andorra, basta que el interesado tenga al menos el 21% de las acciones de una sociedad radicada allí, fue uno de los administradores y trabajar por cuenta propia, es decir, como autónomo societario cotizando a la Seguridad Social. Ahora bien, desde mayo de 2018, el Gobierno también requiere una fianza no remunerada de 15.000 euros

Hay otros factores para el cambio como la sanidad, la seguridad, la buena conexión por fibra o el coste de los gastos de funcionamiento en un país con el IGI al 4,5%. La diferencia tributaria es también muy importante, según estas fuentes, al tener que pagar sólo un 10% de los beneficios. Esta opción se ha abierto a partir del teletrabajo para que los pequeños empresarios han descubierto que con el teletrabajo pueden continuar llevando el negocio más allá de donde residan.